Pinguécula. causas, síntomas, tratamiento y prevención

Una pinguécula es un crecimiento benigno o no canceroso que se desarrolla en el ojo. Estos crecimientos se denominan pinguéculas cuando hay más de uno de ellos. Estos crecimientos ocurren en la conjuntiva, que es la capa delgada de tejido que cubre la parte blanca del ojo.

Se pueden obtener pinguéculas a cualquier edad, pero se encuentran principalmente en personas de mediana edad y ancianos. Estos crecimientos rara vez necesitan ser extirpados, y en la mayoría de los casos no es necesario ningún tratamiento.

¿Cómo se ve una pinguécula?

Una pinguécula es de color amarillento y típicamente tiene una forma triangular. Es un pequeño parche elevado que crece cerca de la córnea. La córnea es la capa transparente que se encuentra sobre la pupila y el iris. Tu iris es la parte coloreada de tu ojo.

Las pinguéculas son más comunes en el lado de la córnea que está más cerca de la nariz, pero también pueden crecer junto a la córnea en el otro lado.

Algunas pinguéculas pueden volverse grandes, pero esto ocurre a un ritmo muy lento y es raro.

¿Qué causa las pinguéculas?

Una pinguécula se forma cuando el tejido de la conjuntiva cambia y crea una pequeña protuberancia. Algunos de estos bultos contienen grasa, calcio o ambos. La razón de este cambio no se entiende del todo, pero se ha relacionado con la exposición frecuente a la luz solar, el polvo o el viento. Las pinguéculas también tienden a volverse más comunes a medida que las personas envejecen.

Síntomas

Una pinguécula puede hacer que su ojo se sienta irritado o seco. También puede hacerle sentir que tiene algo en el ojo, como arena u otras partículas ásperas. El ojo afectado también puede picar o enrojecerse e inflamarse. Estos síntomas causados por pinguéculas pueden ser leves o severos.

Su optometrista, u oculista, debe ser capaz de diagnosticar esta afección basándose en la apariencia y ubicación de la pinguécula.

Comparación de pinguéculas y pterigión

Las pinguéculas y el pterigión son tipos de crecimientos que se pueden formar en el ojo. Estas dos condiciones comparten algunas similitudes, pero también hay diferencias notables entre ellas.

Las pinguéculas y el pterigión son enfermedades son benignas y crecen cerca de la córnea. Ambos están relacionados con la exposición al sol, el viento y otros elementos agresivos.

Sin embargo, el pterigión  no se parece a las pingüéculas. El pterigión  tiene un aspecto de color carne y es redonda, ovalada o alargada. Es más probable que la pteriguria crezca sobre la córnea que las pingüéculas. Una pinguécula que crece en la córnea se conoce como pterigión.

Pinguécula

¿Cómo se trata una pinguécula?

Por lo general, usted no necesita ningún tipo de tratamiento para un pinguécula a menos que le cause molestias. Si le duele el ojo, el médico puede darle pomada para los ojos o gotas oculares para aliviar el enrojecimiento y la irritación.

Usted puede hablar con su médico sobre la extirpación quirúrgica de la pinguécula si su apariencia le molesta. En algunos casos, es posible que sea necesario extirpar el tumor.

La cirugía se considera cuando una pinguécula:

  • crece sobre la córnea, ya que esto puede afectar su visión
  • causa molestias extremas al tratar de usar lentes de contacto
  • se inflama constante y severamente, incluso después de aplicar gotas para los ojos o ungüentos

¿Cuál es la perspectiva a largo plazo?

Una pinguécula no suele causar ningún problema. La cirugía típicamente no lleva a complicaciones, aunque las pinguéculas pueden volver a crecer después. Su médico podría darle medicamentos o usar radiación superficial para ayudar a prevenir esto.

¿Se puede prevenir el desarrollo de pinguéculas?

Si usted pasa mucho tiempo al aire libre debido al trabajo o a sus pasatiempos, es más probable que desarrolle pinguéculas. Sin embargo, usted puede ayudar a prevenir estos crecimientos usando gafas de sol cuando está afuera. Usted debe usar anteojos de sol que tengan un recubrimiento que bloquee los rayos ultravioleta A (UVA) y los rayos ultravioleta B (UVB) del sol. Las gafas de sol también ayudan a proteger sus ojos del viento y otros elementos exteriores, como la arena.

Mantener los ojos hidratados con lágrimas artificiales también podría ayudar a prevenir las pinguéculas. También debe usar gafas de protección cuando trabaje en un entorno seco y polvoriento.

Otras  condicciones que afectan al ojo son

Pinguécula. causas, síntomas, tratamiento y prevención
4.8 (95%) 4 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here