Hipospagma o hemorragia subconjuntival

Cuando los vasos sanguíneos pequeños y delicados se rompen debajo del tejido que cubre el blanco del ojo (conjuntiva), el enrojecimiento ocular resultante puede significar que usted tiene una hipospagma o hemorragia subconjuntival.

Una hemorragia subconjuntival generalmente es benigna y no causa problemas de visión ni molestias oculares significativas a pesar de su apariencia ostensible.

Pero el enrojecimiento de los ojos también puede ser un signo de otros tipos de afecciones oculares potencialmente graves. Particularmente si usted tiene secreción ocular, debe visitar a su oftalmólogo para un examen ocular y descartar una infección causada por bacterias, virus u otros microorganismos. (Si usted no tiene un oftalmólogo, haga clic aquí para encontrar uno cerca de usted.)

Usted debe buscar atención inmediata por parte de un oculista siempre que experimente un enrojecimiento inusual y persistente del ojo acompañado de un cambio súbito en la visión, dolor o una fuerte sensibilidad a la luz. Este tipo de enrojecimiento de los ojos puede ser un signo de otros problemas oculares, como la aparición repentina de glaucoma.

¿Qué causa las hemorragias subconjuntivales (hipospagma)?

La sangre en el ojo de una hemorragia subconjuntival generalmente desaparece en una o dos semanas.

Aunque no siempre es posible identificar la fuente del problema, algunas causas potenciales de hemorragia subconjuntival incluyen:

  • Un traumatismo ocular puede causar la ruptura de un vaso sanguíneo
  • Un aumento repentino de la presión arterial que puede ser el resultado de levantar objetos pesados, toser, estornudar, reírse y estreñirse.
  • Aspirina o anticoagulantes como warfarina (un nombre de marca es Coumadin)
  • En raras ocasiones, un trastorno de coagulación sanguínea o deficiencia de vitamina K (vitamina K ayuda al funcionamiento de las proteínas necesarias para la coagulación sanguínea)

Hipospagma o hemorragia subconjuntival

¿Cómo se tratan las hemorragias subconjuntivales o hipospagma?

Las lágrimas artificiales de lubricante pueden calmar los ojos, aunque las gotas oculares no pueden ayudar a reparar los vasos sanguíneos rotos.

Si está tomando ácido acetilsalicílico o anticoagulantes, continúe tomándolos a menos que su médico le indique específicamente lo contrario.

Asegúrese de no frotarse el ojo, lo que puede aumentar el riesgo de sangrado de nuevo justo después de la aparición – similar a cómo una hemorragia nasal es susceptible a sangrado de nuevo en las primeras etapas.

¿Cuánto duran las hemorragias subconjuntivales, hipospagma?

En la mayoría de los casos, toma de siete a 10 días para que una hemorragia subconjuntival se resuelva por sí sola. A medida que la sangre desaparece gradualmente con el tiempo, el área afectada puede cambiar de color, como un hematoma.

Otras  condicciones que afectan al ojo son

Hipospagma o hemorragia subconjuntival
4.7 (93.33%) 3 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here