Hiposmia: Lo que necesitas saber

La hiposmia es un término médico que describe al menos una pérdida parcial del sentido del olfato. Esta condición puede ser tanto molesta como peligrosa cuando ocurre.

Cuando la gente piensa en el sabor de los alimentos, está considerando una combinación de sensaciones, de las cuales sólo algunas provienen de la lengua y de las papilas gustativas.

hiposmia

El sentido del olfato contribuye en gran medida al sabor de los alimentos, como muchas personas habrán notado después de un mal resfriado cuando los alimentos parecen perder su sabor. Esta es la razón por la que algunas personas con hiposmia piensan que están sufriendo de un problema de sabor cuando sólo su sentido del olfato se ve afectado.

Causas de la hiposmia

La hiposmia es la pérdida del sentido del olfato. Existen muchas causas potenciales para la hiposmia, incluyendo otras condiciones de salud, medicamentos y lesiones en la cabeza.
Las personas pueden perder parte de su capacidad para oler por varias razones. Las posibles causas de hiposmia incluyen:

  • alergias
  • lesiones en la cabeza
  • infecciones, como la gripe
  • pequeños crecimientos en la nariz o en los senos paranasales, conocidos como pólipos
  • tabique nasal desviado
  • Los problemas crónicos de los senos paranasales, incluyendo la sinusitis crónica, también se han relacionado con reducciones en el sentido del olfato.

Cuando los senos paranasales permanecen bloqueados, hinchados y llenos de moco durante más de 12 semanas a pesar del tratamiento, la inflamación continua puede dañar las células que permiten que las personas huelan.

Los médicos especializados en afecciones que afectan la nariz sostienen que la reducción de esta inflamación puede mejorar el sentido del olfato.

Por lo menos 250 medicamentos diferentes también afectan el sentido del gusto o del olfato, y algunos de estos medicamentos pueden causar hiposmia. Incluyen:

  • antibióticos, como la ampicilina y la tetraciclina
  • antidepresivos, como la amitriptilina
  • antihistamínicos, como la loratadina
  • Otros factores que contribuyen a la hiposmia son la exposición prolongada a ciertas sustancias químicas, el tabaquismo o el uso de drogas recreativas, como la cocaína.

La edad es otro factor importante en la pérdida parcial del sentido del olfato. Un grado de hiposmia es común en los adultos mayores, afectando al 39 por ciento de los mayores de 80 años.

Condiciones relacionadas con la hiposmia

La pérdida del sentido del olfato puede ser una indicación de otras condiciones de salud, como la enfermedad de Parkinson o la diabetes tipo 1.

La hiposmia también puede ser un signo de otros problemas de salud, incluyendo:

  • mal de Parkinson
  • esclerosis múltiple
  • enfermedad de Alzheimer
  • obesidad
  • diabetes tipo 1
  • hipertensión arterial
  • alimentación deficiente

La mayoría de las personas que tienen hiposmia no desarrollarán la enfermedad de Parkinson. Sin embargo, la mayoría de las personas que tienen la enfermedad de Parkinson, que es una condición del sistema nervioso central, pierden parte de su capacidad para oler.

Debido a la relación entre la hiposmia y la enfermedad de Parkinson, una prueba para la reducción del sentido del olfato podría llevar potencialmente a un diagnóstico más temprano de la enfermedad.

La esclerosis múltiple es otra condición que ha sido asociada con la hiposmia. Un estudio de personas con esclerosis múltiple encontró que el 40 por ciento de sus participantes tenían al menos una pérdida parcial de su sentido del olfato. Cuanto mayores eran sus discapacidades relacionadas con la esclerosis múltiple, más dificultades tenían para identificar un olor específico.

Múltiples estudios han encontrado que las personas con diabetes tipo 1 pueden tener problemas para detectar y distinguir los olores. Mientras más molestias tenían debido al daño al nervio diabético, llamado neuropatía periférica, más problemas tenían con su sentido del olfato.

Aunque los cánceres de cabeza y cuello podrían no afectar el sentido del olfato directamente, el tratamiento con radiación para estas afecciones puede causar algún grado de hiposmia. Más información en el artículo sobre enfermedades del olfato.

Progresión de la hiposmia

La hiposmia con frecuencia mejora sin tratamiento, particularmente si es causada por alergias estacionales o una infección del tracto respiratorio. Una persona que nota un sentido del olfato reducido cuando tiene un resfriado, generalmente se da cuenta de que vuelve a la normalidad unos pocos días o semanas después de recuperarse.

hiposmia sintomas

Cuando la hiposmia es causada por un traumatismo craneal o una lesión inflamatoria significativa en las células involucradas en el olfato, es posible que no sea posible una recuperación completa, incluso con cirugía.

Sin embargo, algunos medicamentos y el reentrenamiento del sentido del olfato han demostrado ser útiles para las personas con hiposmia.

¿Qué es la anosmia?

Anosmia es el término médico para la pérdida completa del sentido del olfato.

Más información en el artículo sobre anosmia.

Cuándo ver a un especialista

Un profesional médico puede diagnosticar la hiposmia examinando físicamente los conductos nasales y los senos paranasales.

Las personas tienen un sentido del olfato sorprendentemente sofisticado que puede detectar de 10.000 a 100.000 millones de olores diferentes. Esta información sensorial juega un papel importante en el apoyo de la calidad de vida y la seguridad física de una persona.

Los aromas tentadores animan a la gente a comer, y los olores desagradables advierten sobre el fuego, los productos químicos tóxicos o los alimentos malos.

Los olores también crean conexiones con la gente y los lugares, por ejemplo, con el olor de cierto perfume o recuerdos del mar o del campo.

Cuando la hiposmia limita estas capacidades, una persona debe buscar ayuda inmediatamente para evitar el aislamiento y las amenazas a su bienestar físico.

Si las personas notan una disminución en su capacidad olfativa, deben consultar a un especialista, particularmente si el inicio de la hiposmia es repentino y severo.

La pérdida del olfato puede responder bien al tratamiento, especialmente si es poco después de que el problema comienza.

Tratamiento de la hiposmia

El diagnóstico y el tratamiento generalmente comienzan con un examen físico y una revisión de la historia clínica de una persona, especialmente de los problemas respiratorios superiores. El médico observará los conductos nasales, los senos paranasales y la estructura circundante.

Cuando se necesitan imágenes más detalladas, un especialista en nariz y garganta llamado otorrinolaringólogo puede llevar a cabo un procedimiento llamado endoscopia nasal.

En este procedimiento corto, se inserta un tubo largo y delgado con una cámara en la nariz del paciente para observar las cavidades nasal y sinusal.

El médico buscará signos de hinchazón, sangrado, pus y posibles tumores cancerosos. Además, estarán atentos a otras obstrucciones físicas que podrían explicar la pérdida del olfato, como pólipos, agrandamiento de las estructuras nasales o desviación del tabique nasal.

Si estos exámenes son negativos, se puede realizar una resonancia magnética para buscar problemas en las áreas que detectan los olores y el cerebro.

En general, se utilizan medicamentos y cirugía para tratar la hiposmia. La cirugía puede ser un tratamiento efectivo cuando los pólipos nasales, un tabique desviado u otros problemas que se pueden extirpar o reparar están causando la pérdida del olfato.

Se pueden utilizar medicamentos, como esteroides y antihistamínicos, para calmar la inflamación cuando la causa son alergias o infecciones respiratorias.

Las personas con hiposmia necesitan tener cuidado para asegurarse de que su capacidad olfativa reducida no cause problemas adicionales de salud y seguridad. Es importante asegurarse de que la pérdida del olfato no conduzca a una alimentación insuficiente o excesiva.

Las personas deben asegurarse de que los detectores de humo y gas se instalen en el hogar y estén bien mantenidos. Para limitar la posibilidad de fugas de gas no detectadas, que a menudo se encuentran inicialmente por el olor, la gente podría considerar cambiar de aparatos de gas a eléctricos.

También se recomienda tener precaución al trabajar con productos químicos domésticos potencialmente tóxicos y vigilar de cerca las fechas de caducidad de los alimentos.

Quizás te interese

Hiposmia: Lo que necesitas saber
4.8 (95%) 4 votes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here